Archivo

Archive for 28 abril 2010

Un franquista menos… Un hijo de puta menos

La semana pasada no tuve tiempo de escribir sobre él, pero la nota de Ezequiel Fernandez Moores me lo recordó. Aunque ahora no tiene mucho sentido que lo haga, porque nada de lo que pueda poner va a superar las palabras de Fernandez Moores

Categorías:Uncategorized

De gorilas nuevos y viejos

Hace unos dias La Nación publicó una nota al escritor Guillermo Martinez (al que admiro profundamente), en ella habla del surgimiento de un nuevo gorilismo anti-K. Yo la verdad es que no estoy de acuerdo, si con la parte del gorilismo, pero no con que sea nuevo, creo que los gorilas son los mismo de siempre, se le suman sus descendientes, pero la esencia es la misma.

Esa entrevista dió lugar a una columna de Mariano Grondona en La Nación de hoy. Entre otras cosas da a entender que el odio hacía los Kirchner, bien ganado se lo tienen. Que una eventual candidatura de Nestor el año que viene debería ser frenada por la justicia. Pero lo mas peligroso es que habla de que la oposición debería fomentar un pacto como lo fueron los “Pactos de la Moncloa”, que recordemos son uno de los motivos que esgrimen los que quieren frenar al juez español Baltasar Garzón.

Para terminar le voy a “robar” la frase al emo peronista

En relidad los gorilas nunca se fueron; lo que volvió fue el peronismo…

Categorías:Uncategorized

No pudieron con Mercedes

Después de que la ningunearon y le faltaron el respeto, no pudieron con ella.

Como dijo J.P. Feinmann: “Las buenas personas estamos ganando”

Categorías:Uncategorized

Q.E.P.D.

Reconozco que el ejercicio que voy a desarrollar en las próximas líneas es un poco caprichoso e infantil, pero es algo que no puedo evitar cuando pasan cosas como las que ocurrieron ayer.

Al levantarme me enteré por medio de uno de los canales de noticias (TN y America 24 jamás), sobre la muerte en un accidente aéreo, del Presidente polaco. La cobertura, la repetitividad y el despliegue que invierteron en esta noticia, con comunicaciones exclusivas y móviles, fueron a mi entender desmedidos. Tal vez lo hubiese justificado si se hubiese tratado del presidente de alguno de los países que  afectan la vida diaria del mundo entero, pero Polonia…

El ejercicio al que me refería al principio es el siguiente. Si la desgracia hubiese tocado a algún presidente sudamericano. ¿Cuánto espacio le habrían dedicado a la noticia los canales de noticias polacos? Yo creo que con una mención sobre el caso les hubiese bastado. Quizás me equivoco.

Para el día a día nacional, esta desgracia tiene la misma incidencia que si le hubiese tocado al presidente de Kenia. Pero no creo que si este hubiese sido el caso, la difusión hubiese sido la misma. La diferencia, para mi, es que Polonia queda en Europa, su presidente era europeo (y blanquito), sus habitantes son europeos (y blanquitos) y los de Kenia no.

Dejando de lado los motivos geográficos y cromáticos. Es llamativa la posición servil hacia todo lo que ocurra en el “primer mundo” (léase Europa, EE.UU., Brasil o Chile). Sería muy interesante que de vez en cuando recuerden que estamos en Sudamérica, y que por mas que se esfuercen no vamos a llegar a Europa, ni vamos a ser uno de Los Estados Unidos de Brasil.

Categorías:Uncategorized

Gritos

03/04/2010 1 comentario

Todas las mañanas desde hace una semana al pasar por la entrada de la (ex) Escuela de Mecánica de la Armada, cree oír gritos. Mira a su alrededor pero los demás pasajeros del colectivo no parecen inmutarse, con las miradas perdidas cada uno viaja inmerso en su mundo personal, nadie oye nada. Esto se repite cada día, no está muy seguro de que ese sonido exista en otro lado que no sea en su cabeza, pero van pasando los días y casi no puede pensar en otra cosa mas que en eso. En el trabajo, con sus amigos, mientras se ducha, danzan en su cabeza preguntas como ¿alguien mas los escucha? ¿Por qué sólo en ese lugar? ¿Qué significan? Aunque se niega a aceptarla, hay una respuesta que regresa una y otra vez, los gritos pertenecen a las almas de los miles de jóvenes secuestrados, torturados y desaparecidos años atrás, que al no poder descansar en paz deambulan por el predio reviviendo una y otra vez sus calvarios.

No aguanta mas y decide terminar con esto, llama al trabajo y avisa que va a llegar tarde, la excusa que incluye a un odontólogo, no parece muy creíble, pero siendo él un empleado que en los diez años que lleva trabajando en el lugar, jamás llegó tarde ni pidió irse temprano, la aceptan sin oponer resistencia. Tomó el colectivo a la misma hora de siempre, pero en el momento en que el recorrido bajaba en la Avenida del Libertador se puso de pie, llevó su mano al timbre y al pulsarlo sintió una leve descarga eléctrica, leve pero lo suficientemente enérgica como para terminar de despertarlo. Bajó en una de las entradas al predio, en la que desemboca la calle Ramallo. Mientras recorre con la mirada ve  un micro naranja que evidentemente llegó desde alguna escuela, repleto de chicos con sus reglamentarios guardapolvos blancos. Le llama la atención porque en el momento exacto en que nota la presencia del vehículo estaba pensando en la cantidad de coches Falcon de color verde que habrán ingresado por esa misma puerta haciendo desaparecer del mundo a por lo menos uno de sus ocupantes. No puede evitar sonreír ante la mejoría.

Estaba perdido en esa idea cuando oye a lo lejos un ruido, intenta aguzar el oído, pero es inútil, el sonido se pierde tan rápido como llegó. Empieza a caminar a paso lento arrastrando los pies hacia la General Paz, pero a los cien metros lo vuelve a oír, esta vez con una claridad casi irreal, se queda estático, sólo puede mover su cabeza buscando de donde viene pero parece estar solo en el mundo nadie lo suficientemente cerca. No puede creer lo que oye, eso que el pensó que eran gritos eran en realidad risas, parecía haber una fiesta en su cabeza, no había dolor solo alegría, tras las rejas y a lo lejos divisó a una mujer encorvada pero que caminaba a paso firme en su cabeza un pañuelo blanco, símbolo de años de una lucha heroica. En ese instante comprendió no eran almas atormentadas, estancadas, eran miles de almas voluntarias felices de estar entre sus madres, sus hijos y compañeros, no estaban allí por una tarea inconclusa estaban allí porque ahora el lugar les pertenece.

Categorías:Uncategorized

¿Apropiación?

La democracia empezaba a desperezarse, en un cuarto oscuro, bien guardados, junto a las urnas, en una bolsa de nylon negra duermen los Derechos Humanos, están enfermos no les queda más que un hilo de vida que se mantiene gracias a la valiente lucha de un grupo de mujeres.

Cuando Alfonsín accede a la presidencia, los saca de la bolsa, les hace primeros auxilios y los cuida, impulsando juicios a los que los mantenían cautivos los pone en un pedestal. Pasan los años y por los problemas que enfrenta el país el presidente siente que no le queda más que volver a ponerlos en suelo y con las leyes de obediencia debida y punto final les aplica un puntapíe casi mortal. Se va.

A la llegada del “caudillo” riojano nadie tenía demasiadas expectativas con el tema, pero el supero hizo un pozo muy profundo y con los indultos arrojó a los pobres DD.HH. en él. Estos siguieron vivos por lo mismo que sobrevivieron a los setentas, por esas madres incansables, y algunos organismos, pero no mucho mas. Durante nueve años estuvieron allí, la humedad los fue enmoheciendo, casi nadie hablaba de ellos, casi nadie los recordaba, estaban muy ocupados viajando al exterior y comprando en cuotas. El riojano se fue, dejándole el lugar a Chupete, quien como en todas las demás cosas se durmió. Pasó por el costado del pozo miró adentro con curiosidad y se dijo a si mismo -Cuando me levante de la siesta los saco y los limpio- Pero la siesta fue demasiado larga y cuando se despertó ya estaban llevándoselo de vacaciones en helicóptero.

Los días siguientes, el desfile de presidentes no dio tiempo a que ninguno pasara siquiera cerca del pozo. Y entonces llegó el gran Cabezón que se agachó cerca del agujero y con todas sus fuerzas cagó en él, disparando contra Kosteki y Santillán.

Es por estas cosas que cuando me hablan de un gobierno que se apropia de los Derechos Humanos me pongo de pie y grito -Me alegro, ya era hora de que alguien lo haga- Las Madres y Abuelas solas no pueden, este gobierno, como ningún otro antes, las está ayudando.

Categorías:Uncategorized